Y los brazos se nos juntaron para ser algo más grande que el Universo.

miércoles, 18 de agosto de 2010

Náufragos de desiertos de pacotilla.

Pasamos de los besos a las caricias tan rápido que ya ni me acuerdo de los abrazos. Solo recuerdo que me encantaban. Casi más que tú. Ellos tenían todo lo que a ti te faltaba. Eran todo lo perfectos que tú no eras. Ellos me bebían. Me bailaban. me bailaban los buenos días y mi fecha de caducidad. Me bebían poquito a poco. Tan lento que hasta daba vértigo. Un vértigo al que me hice adicta y aún no fui capaz de desintoxicarme.

5 comentarios:

respiraciones