Y los brazos se nos juntaron para ser algo más grande que el Universo.

miércoles, 27 de octubre de 2010

¿Capaz o incapaz?

No sé, yo siempre creí que era bastante obvio lo que sentía por ti.
Tanto, que me daba la impresión de que los cieguitos de la ONCE lo podían ver, e insistían en que bajara de las nubes. Que les comprara lotería. Pero tú eres mi suerte. La buena y la mala. Mi trébol. Por eso, desde que tú no estás, la mala suerte me persigue y no me da tregua. Que a las cosas malas, una nunca se acostumbra.
(Además también te llevaste mi esperanza de que todo esto un día pudiera cambiar).

6 comentarios:

  1. Lo absurdo es totalmente imprescindible.
    Está claro que a lo malo una no se acostumbra pero puedes llevarlo mejor que antes ¿no?
    mua♥

    ResponderEliminar
  2. Sí que puede parecer que al faltarnos esa persona, nuestra buena fortuna se haya ido con ella. Pero también es cierto que podemos tener otro tipo de suerte inesperada, tan solo hay que fijarse en nuestro alrededor... :)
    un besazo! :)
    PD: la canción principal de tu blog me ha enamorado!

    ResponderEliminar
  3. tranquila,casualmente yo empleo mucho el verbo "paisajear" en mi vida cotidiana jaja
    ya sabes,
    yo paisajeo
    tu paisajeas
    el paisajea...

    besos!

    ResponderEliminar
  4. La esperanza es lo último que se pierde...

    ResponderEliminar
  5. Oh, "pienso, luego existes". Hace mucho que vi el cortometraje, pero ha sido escuchar la canción del blog y acordarme de él. Me encantan todos los cortos y música de Viñuela :)

    tienes razón, las personas nos acostumbramos a lo malo, somos así de idiotas :)
    Unbesiito.

    ResponderEliminar
  6. Puede que todos nos acostumbremos a las cosas malas,desde mi punto de vista,es sano.Así cuando ocurren cosas buenas,nos sentimos como si nos pudiésemos comer el mundo.
    Increíble blog(L
    Un besito! (:

    ResponderEliminar

respiraciones